Créditos al Autor

Actualmente, internet ha supuesto grandes ventajas para los artistas pero, al mismo tiempo, ha traído consigo algunas desventajas. Una de ellas es el desconocimiento general y la desconsideración, que traen consigo unos resultados catastróficos para los autores.

Antes yo tampoco estaba informada, como la mayoría de las personas que pasan su tiempo por la red, pero, una vez que estudias leyes, te adentras en el mundo del arte y comienzas a vivirlo por ti mismo; eres consciente de la importancia que tiene el dar créditos al autor de las imágenes que compartes. Si estás leyendo esto y perteneces al gremio, sabrás de sobra de lo que hablo, sin embargo esto va dirigido más a esas personas que solo aprecian las imágenes y disfrutan por internet, que son arquitectos, veterinarios, estudiantes, albañiles, camareros, biólogos, etc. Esas personas que utilizan las imágenes que ven por internet como si fuesen públicas y que, sin ninguna maldad, acaban perjudicando a los autores de dichas imágenes. Por supuesto no tienen porqué estar enterados de estos líos, pero para eso quise escribir una entrada sobre ello.

Me he topado con personas a las que les ha molestado que les pida amablemente que den crédito a mis trabajos cuando las han compartido e incluso utilizado sin pedir permiso, otras que directamente me han ignorado, otras han sido bastante amables y han comprendido inmediatamente, y unas pocas (concretamente dos) han venido a pedir permiso antes de hacer nada; sé que esto es el pan de cada día para todos mis compañeros, más o menos conocidos. Honestamente, yo no comprendo qué problema puede suponerle a alguien escribir el nombre del autor de la imagen que le ha gustado y por qué debería de molestarse si el autor se lo pide educadamente. Si te beneficias de esa imagen al compartirla y disfrutarla, como mínimo hazle un bien al artista, el cual probablemente seguirá haciendo trabajos que te gusten sin nada a cambio.

Ni siquiera los más conocidos pueden controlar este tipo de situaciones porque detrás de muchas obras hay solo una persona. No son grandes empresas a las que se las conoce internacionalmente y les sobra el dinero, no se puede vigilar a todo el mundo; por esto se agradece que haya gente comprensiva con lo que estoy diciendo. Si encontráis a otros que ignoran todo esto, pedidles al menos que citen al autor de lo que comparten para poder conocerle, sería de gran ayuda. Aunque lo ideal sería evitar lo reposteos, pero de eso hablaremos otro día.

Hace tiempo estuve lidiando con alguien que estaba haciendo uso de una de mis ilustraciones. Es una persona con muchísima más influencia que yo en las redes y solo le pedí que me diese crédito a pesar de imprimirla sin mi consentimiento; en un inicio accedió con amabilidad, pero luego volvió a publicar la foto de mi ilustración y solo me dio crédito bajo presión. Después de aquello me bloqueó y volvió a publicarla sin darme la autoría de la imagen. Por lo visto le parecía más grave que reclamara mi derecho que lo que ella estaba haciendo. Lo más triste de todo esto es que muchas personas pregunten por el producto que está mostrando y solo se limite a contestar que es un regalo o que la consiguió en una tienda de su ciudad, haciendo que muchos se planteen robar la imagen tal y como me hizo ella en vez de ir a comprarlo directamente de la autora… Estoy completamente segura de que nadie normal se atrevería a robar un sofá y publicar las fotos del mismo ya acomodado en su casa. Es surrealista, ¿verdad? Es lo mismo.

Y esto es solo una anécdota. Hay otras igual o más frustrantes, como el día en el que me enteré que esa misma ilustración había sido vendida en una Japan Weekend de Madrid un par de años atrás. ¡Sabrá Dios cuántas vendieron a mi costa! Siempre cargaré con la impotencia de que no pude hacer absolutamente nada.

Me gustaría que se empezara a tomar conciencia, que los que no se dedican a este tipo de trabajo nos tendieran una mano a la hora de defender nuestra autoría y derechos. Que nadie pueda excusarse en que encontró una imagen en medio de internet y no había nombre de autor, que se sepa que todo tiene un trabajo detrás y que el autor tiene debe ser mencionado, no ser suplantado con un: Créditos al autor.

Deja una respuesta